domingo, 15 de febrero de 2015

eBooks



En general, los fines de semana dejo de existir un poco, no lo digo con amargura más bien con placer, qué bonito es ponerle pausa a la vida y dormir como se debe, dar vueltas por la casa con esa ropa de indigente que tanto me gusta sin tener que peinarme, sin horarios, qué placer.  Lástima que de eso no se trate la vida. Lástima que no siempre me salga con la mía.
Este fin de semana salí al mundo exterior con desgano, el éxito de mi relación de pareja depende de mi buena voluntad para existir, de dejar de ser tan vaga.

Hace mucho que quiero ir a ver una función en el planetario, mi esposo me regaló unas entradas pero no llegamos a tiempo y no pudimos entrar, algun día entraré a una bendita función? qué decepción, un grupo de tardones nos quedamos fuera y nos pusimos a pasear por los alrededores, con este frío no alcancé a dar una vuelta entera y nos metimos al carro deprisa, aproveché para manejar en el tan temido tráfico de Hamburgo y no me fue tan mal, hasta puedo decir que manejar me empieza a parecer divertido, qué increíble.

El Planetario


Este fin de semana quedamos con unos colegas de mi esposo para comer, dos días seguidos de comida china, siento que transpiro salsa de soya, pero que rico fue todo.
El tema de la comida es un asunto espinoso en mi vida, comer no significa lo mismo para mí que para alguien normal, nunca veré a la comida como una actividad del día a día, para mí un plato bien servido, es una advertencía, es el recuerdo de una pesadilla, un adicto a lo que sea, no deja de ser adicto nunca, podría volver a caer, podría volver a encerrarme en la cocina a comer hasta sentirme realmente mal, se vive con ese temor.
Hace meses que me he recuperado bastante bien y como consecuencia adelgacé, unos diez kilos, aunque me sigo sintiendo gorda, para llegar a mi peso normal necesito perder otros diez kilos más, no quiero ni recordar lo terrible que era tener veinte kilos de sobrepeso, si ahora con diez, me siento recontra pesada.
La gente nota que he bajado de peso y lo primero que piensa es que he hecho dieta, no me gasto en explicar que sufro de un transtorno complicado que hace coma para castigarme y en cantidades industriales, es evidente que cuando una se recupera del transtorno, empieza a comer normal y se adelgaza, no por hacer dieta, sino porque ya no se traga cantidades increíbles de comida en una sola noche.
Mucha gente me lo ha dicho, " has adelgazado no?", sonrió y les digo que sí y pienso lo mucho que me ha costado, no adelgazar sino salir a flote, de la pesadilla de la adicción a la comida, no tienen una idea. Creo que ni mi esposo, que me ha visto padecer, tiene una idea, tendrías que estar en mi pellejo.

Se siente bien ir a un Bufé y frente a tanta comida, después de dos platos, poder decir "estoy satisfecha, no puedo más", una se siente victoriosa, aunque suene ridículo, son esas pequenias victorias que enfrento, día a día, nadie lo nota, solo yo, aquí dentro. Se siente de putamadre.

No estoy realmente curada, todavía me falta un largo trecho, para mi doctor pueden ser diez kilos para la meta, para mí es un largo camino lleno de obstáculos, una carrera privada, juro que llegaré a la meta, aunque el cuerpo no me responda, aunque me falte el aire, aunque me caiga a pedazos, llegaré.

Cuando escuché está canción por primera vez , lloré porque estaba vulnerable, pero es una canción que me da ánimos, me gusta mucho todo lo que dice. Andreas Bourani - Hey

"Hey, sei nicht so hart zu dir selbst, es ist ok wenn du fällst auch wenn alles zerbricht, geht es weiter für dich"


Otra canción que me hace pensar much en todo por lo que he pasado en la lucha contra mi transtorno Jessie J- Who you are




Hace poco terminé de leer "El plan infinito"  de  Isabel Allende, me gustó, sobretodo el final, es una historia muy bonita.  En el libro " La suma de los días" , también de Allende, ella cuenta parte de su vida real y me parece que es allí donde dice que "El plan infinito" está basado en la vida de su actual esposo William, de cualquier manera, fue una buena lectura.

Desde hace un tiempo me gusta Paul Auster, me leí  " The red notebook" y estoy por la mitad de "Moon palace", las dos en espaniol porque así me las pasaron en formato digital, la verdad, no me gusta mucho leer en el teléfono pero es la única forma que tengo de leer cuando tengo tiempo, el poco que me queda. Me encanta leer los libros en papel, a mi esposo en cambio, le gusta leer en la computadora antes que en papel, cuestión de gustos.

Hace un tiempo que quiero hacer intercambio de libros con quien le interese, sé que por correo postal es más difícil porque dar la dirección de uno es un poco complicado y además hay personas que les cuesta desprenderse de sus libros, yo solo conservo los libros que me han encantado tanto que pienso leer denuevo, el resto los dejo en las escaleras de mi edificio y siempre hay alguien que se lo lleva y espero que lo disfrute tanto como yo. Tengo libros en formato digital que un amigo me envió en un usb y que puedo enviarlo a quien deseé por email. No tengo idea dónde bajar ebooks, sería excelente que alguien me pasara ese dato.

Hace un tiempo vi dos peliculas que me dejaron pensando mucho, son un poco traumantes pero igual me gustaron mucho:" Men, Women & Children" es sobre las relaciones online y todo lo que eso implica en la vida real.



 "Ask me Anything" una chica que abre un blog en donde cuenta su vida, el final me chocó un poco, es fuera de lo común.






sábado, 14 de febrero de 2015

Todo sobre ti


Dicen que para conocer realmente a alguien, se debería saber esas cosas que casi nadie sabe, ser el vidente privilegiado de esas particularidades casi secretas.

 No sé si quiera saber tu color favorito pero sí a qué le temes, no sé si te interesen mis desordenes compulsivos, el por qué de mis tatuajes o el verdadero color de mi pelo, no sé si quiero que me conozcas, a veces solo intento desahogarme. Creo que me cuesta menos contarlo todo por escrito, porque para ser honesta, soy una incompetente hablando cara a cara.

Muchos anios yendo a terapia, ninguna sesión me reconforta tanto como escribir aquí . Casí ocho anios, en éste blog, contando lo irrelevante de mi vida. Escribir me ha salvado la vida, literalmente, cuando hace más de una decada, me encontraba planeando mi suicidio y tuve que interrumpir todos mis macabros planes para escribir sobre una mujer que sufría Alzheimer y en el camino, por error, me enamoré. Bueno, escribir y el amor, me han salvado la vida.

Sé que mi primer beso fue un viernes, como hoy, fue con una chica, yo tenía doce anios y ella también. También fue un viernes, la última vez que me rompieron el corazón. Un viernes conocí a la persona que amo y que me llama de carinio "mi pequenio monstruo", me encanta que me diga así, esas dos palabras me describen por completo y me da risa la dulzura, la manera en que lo dice.

De vez en cuando sufro crisis de ansiedad, soy como un cable pelado que va soltando chispas y mi cercanía se vuelve peligrosa, existir tiene su grado de dificultad y nunca deja de doler.
No soy una buena persona, nunca lo seré, ya me cansé de intentarlo, quizás por eso, me cuesta poco entender que las personas son vulnerables, van a fallarte, van a joderla toda, alguna vez, tarde o temprano te van a herir, porque son de carne y hueso, como tú.

Por las noches, él me abraza por detrás y me canta al oído, me dice las cosas que esperé escuchar por decadas, diferentes rostros, diferentes cuerpos, la vida seguía su curso y yo sin encontrarme, y él sin aparecer en mi vida. Mi vida, tan para el carajo, hasta que él llegó.

Hoy después de aparcar el auto y mientras caminaba a casa, vi el sol tan grande y brillante, hermoso, lástima que la camara de mi teléfono sea tan mala


el crucero por la ventana de la oficina


Hace unas semanas fuimos a visitar a mi hermana favorita, manejé através de todo el país de norte a sur, ocho horas de viaje, me sirvió para perderle el miedo, un poco más, al volante. Dos cosas que me llamaron la atención; la cantidad de nieve que cayó en una noche y la cabeza de un sajino que parecía sonreír, en la pared de un restaurante ( dentro de un castillo) al que fuimos a cenar.




 Hace poco ví la pelicula Cake, una mujer con un problema de dolor crónico, con un carácter particular y difícil quizás su manera de cubrir un pasado triste, la actriz latina me encantó.




 Una canción que me acompania estos días; Birdy "All about you"



Otra excelente canción de  AnnenMayKantereit " I am easy"


Ella Henderson "Ghost" , me gustó la versión live pero sobretodo sus coristas


Me gusta mucho la voz de George Ezra " Blame it on me"


sábado, 7 de febrero de 2015

Pedir un deseo




Ha pasado apenas un mes y este anio ya me invitó a entrar a empujones. Creo que no estaba lista para enfrentar esa cantidad de sucesos, ni de sentir todo lo que sentí, pero claro, sentir, no significa eso estar vivo?

No fue fácil regresar a la vida real luego de las vacaciones, levantarme de madrugada. No hay hora más imposible para delinearse los ojos que esa, creo que a esa hora nadie tiene cara, hay que dibujarsela.
No es del todo desagradable ser la primera en llegar a la oficina, prender las luces, abrir las ventanas, mirar la actividad industrial en el puerto, si hay suerte se divisa algún crucero estacionado cual auto por la ventana.

Disfruto de la soledad de la oficina hasta que llega el chico del casi-beso y nos deseamos feliz anio, lo miro apenas y me basta un segundo para darme cuenta que ya no me gusta, es como sacarse una tonelada de encima, un alivio fenomenal. Hace un tiempo lo trato con indiferencia, sin esos nervios de su cercanía, el recuerdo de haber sentido su aliento a pocos centimetros de mi boca, es tan lejano, tan juego de ninios.
El ha pasado de ignorarme a perder el miedo a mi cercanía , trabajar juntos se ha vuelto relajado, rutinario, hasta diría agradable, a veces lo sorprendo mirándome con esa sonrisa complice, como diciéndome, „yo sé lo que tú sabes“, lo queramos o no, siempre compartiremos ese momento, maldita sea.

Más tarde llega el practicante y creo alucinar porque se suponía que no lo volvería a ver más, ya nos habíamos despedido el anio pasado, fuimos a comer juntos y pensé que ese era nuestro último almuerzo, él tenía varias entrevistas de trabajo y era más que seguro que tomaba algúna de ellas. Verlo parece una broma o una alucinación pero de las buenas. Me mira, sonríe como un tonto y me suelta la noticia: después de sustentar la tesis en febrero, firma contrato como supervisor de obra, se va por dos meses a estudiar pero regresa en marzo, para quedarse. Seguro mi cara lo decía todo, no me atreví a abrazarlo y él menos a mí pero nos quedamos mirándonos, sonriendo, felices. SE QUEDA, esto es increíble.

Lo único malo es que yo había estado pensando en la renuncia, quería buscar nuevas posibilidades y sobretodo un mejor sueldo para, por fin, hacer realidad algúnos suenios propios y otros ajenos también.
Una buena tarde, por fin pude hablar a solas con mi jefe, entré a su oficina decidida a decirle que quería un mejor sueldo o me iría, no tengo idea de cómo se manejan las relaciones laborales, nisiquiera tengo buen tino para nada, pensé que esa conversación terminaría conmigo, saliendo de la oficina con una cajita de cartón, con rumbo impreciso, desempleada. Pero todo salió mejor de lo que esperaba, mi jefe me invitó a sentarme, me sentía rarísima y nerviosa, sin darme cuenta estaba negociando números, mi jefe ofrecía menos, yo pedía más, llegamos a una suma amable para los dos. Bingo.
Todo pasó rápido, a la semana siguiente estaba firmando el nuevo contrato, así de fácil vendí mi tiempo, firmé el contrato de mi esclavitud, no puedo evitar sentir eso, que tengo un precio, que me vendí. Mi jefe apretó mi mano y me pidió que por una vez en la vida dejara esa expresión de estatua sin sentimiento, sonríe por el amor de Dios, has obtenido un aumento bastante bueno, sonríe, me pedía, acaso soy así de inexpresiva con la vida? No tenía idea de que la gente me ve como un ser inexpresivo, inmutable, soso. Que más da, al final ME QUEDO, esto es increíble.


Una maniana, mi jefe apareció con el chico del casi beso, casí arrastrandolo por el brazo y lo hizo entrar a la oficina que comparto con la contadora, mi jefe emocionado, nos dió la noticia de que el chico del casi-beso va a ser papá, no sé describir bien lo que sentí, creo que fue absolutamente raro, mucho más que cuando me dijo que se casaba, en su cara se podía leer vergüenza y las ganas de desaparecer, seguro que mi cara era igual, lo felicité con fingida emoción, el evitó mirarme. Salió rápido, más rápido que inmediato.
Me quedé pensando que teníamos que hablar de una vez por todas, talvez las palabras nos salven de todos estos momentos incomodos, las palabras nos van a dar la libertad de aceptar lo que fuimos, si nos gustamos algúna vez no puede ser tan grave, es el precio por haber querido besarnos aún sabiendo que es tan imposible que da risa. Desde que lo conozco, las situaciones entre nosotros, me hacen sentir como si estuviese dentro de una novela mexicana, más o menos así, estoy dentro de una mala novela, que bodrio.


Ese mismo día llegó la confirmación de la operación de mi esposo, hasta ese día era solo una posibilidad pero finalmente se convirtió en un hecho, los doctores decían que era todo muy simple, sin complicaciones pero una operación al cerebro siempre acojona. Esperar por el día fue una tortura y cuando finalmente llegó fue un día insoportablemente largo.
El día de la operación decidí ir a trabajar, era eso o morir lentamente en la sala de espera, pensé que estar ocupada me iba a distraer de la agonía, fue un error, no pude trabajar en paz, el tiempo parecía un elástico estirado al infinito, esperar contando cada segundo, salir corriendo del trabajo, correr por los pasillos del hospital. Ese día me enfrenté a mis sentimientos, a todo lo que mi esposo significa para mí. Tanto deseo de independencia, tanta autosuficiencia, al carajo, si le pasa algo a él yo me muero.
Sé que le amo pero no tenía idea de que fuese tanto, me sorprende lo mucho que puede caber en mis sentimientos, siempre dudé de mi capacidad de querer, me siento absurda, vulnerable, débil, me aterra pensar en la dependencia que crea el amor, tenía su encanto creerse fría e intocable, libre de sentimientos. Me siento un poco jodida pero le amo demasiado, ya no me averguenza decirlo.

Lo encontré en su cama de hospital, relajado y como si despertara de una siesta, despeinado y con esa expresión de aquí no pasó nada. Los doctores tenían razón, no era para tanto. Hasta hoy sigue internado en el hospital, aunque a estas alturas se aburre dando vueltas por los pasillos. No veo las horas de su regreso a casa.

Hace unos días salí a almorzar con la novia del mejor amigo de mi esposo, la última vez fuimos por un café y terminamos en una disco totalmente ebrias y felices, esta vez fue algo más tranquilo, yo la pasé bien, espero que ella también, aunque con mis nulas habilidades sociales puede que la haya jodido toda, igual quedamos en encontrarnos la proxima vez para ir a bailar, me dio el número de su sicólogo, estoy barajando la posibilidad de regresar a terapia de grupo.


A quién le piden sus deseos los agnósticos como yo? Yo siempre tengo cuidado con lo que deseo, puede ser que se cumpla. Qué fabuloso sería creer que todo lo bueno que tenemos en la vida es algo que habíamos deseado mucho y que finalmente se hizo realidad, no nos alcanzaría los dedos de la mano para contar todos esos suenios hechos realidad y nos sentiríamos tan pero tan afortunados.


El libro que leí apasionadamente estos días fue " Gone Girl" de Gillian Flynn, la palabra es exactamente esa, me apasioné y no podía dejar de leer, sobretodo porque desnuda perversamente la calidad humana,la descripción de sentimientos te sacude por dentro, te internas en ese mapa complejo que son las relaciones de pareja y el matrimonio. Después de leer el libro, la película me pareció un resumen accelerado de imágenes, como siempre, el libro siempre supera al film.

Mi fondo musical de estos días no alcanzaría aquí pero hay un par de canciones que me gustan mucho
 "Leave your lover" de Sam Smith
Sam Smith 'Leave Your Lover' from Luke Monaghan on Vimeo.


 Years & years " I wish I knew"




La musica de Lukas Graham me gusta mucho, "Drunk in the morning" es su canción más comercial pero sus conciertos son muy buenos, me encanta la canción "Red Wine"

 

La voz del cantante de AnnenMayKantereit me gusta mucho




Esperé mucho para por fin poder ver la película "Love, Rosie", esperé tanto que me dio tiempo de leer el libro, no fue una lectura apasionante pero si divertida.